Repara, restaura, protege

Les-Journees-Particulieres-Inside-Maison-Givenchy-2 Inside Maison Givenchy

Millones de chicas abren hoy en día blogs personales con la esperanza de que algún cazatalentos  alguna marca de moda ponga sus ojos y su cartera en su supuesto “estilo personal” y se descuelgue con un bolso de más de 2.000 euros. De ilusión también se vive.

Les-Journees-Particulieres-Inside-Maison-Givenchy-5 Inside Maison Givenchy

Quizás en lo que no han caído todas ellas es que ese objeto valioso debe ser mantenido. Un Kelly de Hermès está hecho para durar, y será heredado por tus hijas, al contrario que tu estantería Billy. Usarlo requiere cierta dosis de cuidados y limpieza de la piel, y nadie está libre de manchas, roces o desgastes.

Si te impactó la flagshipstore, aún más maravilloso es el lugar donde se reparan. Los interiores no se tocan, los bolsos no se desmontan. Se busca el pigmento desparecido, se blanquea o quita la mancha, se cambia el asa, el aplique, el adorno. Limpieza, secado, maquillaje, abrillantado. El objeto parece nuevo, pero “los restauradores” descubren en sus interiores al artesano original, o las iniciales del cliente: incluso tocando el objeto adivinan las aventuras y viajes, los objetos que han estado en su interior, conocen un poco más a sus dueños.

lvmh-les-journees-particulieres1 LVMH

Recuerda: algo que se cose con tanto mimo debe ser mimado.

Photos: Les Journées Particulières, LVMH.
Video: Louisvuitton.com.

21 comentarios

  1. Es que hay que saber lo que uno tiene entre manos¡¡¡¡

    ReplyDelete
  2. Algunas no estamos hechas para este tipo de lujos: somos más de estanterías Billy que de bolso LV. Pero supongo que la que está apuntada en una lista de espera para pagar un auténtico pastizal por un Kelly habrá caido en la cuenta de que conlleva este tipo de mantenimiento. Aunque, claro, es sólo un suponer...

    ReplyDelete
  3. Sophie, lujo

    Cafeole, todavía hay alguien que se crea lo de las listas de espera?

    Andytop, cuentan que LVMH está adoctrinando a los chinos en conocer el lujo por dentro...

    ReplyDelete
  4. Siempre he pensado que es mejor tener poco y bueno que mucho y malo.
    Si tuviera la suerte de poseer un Hermes, creo que no lo sacaría ni de casa, que hay mucho envidioso suelto por ahí.
    Tengo un Loewe a punto de restaurar, así que me siento identificada con este post.
    Y yo también sospechaba que lo de las listas de espera es una trampa para vender más!
    Ana

    ReplyDelete
  5. Yo creo que nací para pobre, porque cada vez que saliera a la calle con un bolso así vería peligros para él a cada paso! ;)

    Besos

    ReplyDelete
  6. muero de gusto con ese vídeo...

    ReplyDelete
  7. Lo peor es que algunas de ellas si lo consiguen y terminan con el último bolso it colgando del brazo. El video de Vuitton, una maravilla, he flipado con la delicadeza con la que producen las maletas, es fascinante!

    Un beso!!!

    ReplyDelete
  8. Sí, yo. Pero claro, es que yo me creo casi todo...

    ReplyDelete
  9. Para poner una nota mamarracha en tanta excelencia, sólo diré que el tema "listas interminables de espera" es Marketing del Pleistoceno. Por lo demás, me quito el LV como muestra de respeto.

    ReplyDelete
  10. Raquel, es lo malo de la "inconsciencia" o el desconocimiento, no ser consciente del valor de las cosas, creo que de lo más importante a enseñar a los hijos es que aprendan lo que cuesta conseguir algo para que así sepan su valor.
    Muy bonito lo escrito, un beso (el video preciosooooo)

    ReplyDelete
  11. Meme, el video es maravilloso. Y si, es necesario enseñar a nuestros hijos el valor de las cosas

    Mad, eso es muuuuy pasado de vueltas

    Cafeole, no seas dura, jajajajajaja

    ReplyDelete
  12. El video me ha dejado anonadada! Cuanta delicadeza!. Sería maravilloso ver a los artesanos trabajar en directo... y me encantaría tener una maleta antigua de Louis Vuitton decorando mi pequeño hogar. En el Mercado de las Pulgas de Paris y en el de Portobello de Londres vi varias, pero por el momento mi economía no me lo permite... Habrá que esperar...
    Besos!
    MY LITTLE SUEDE SHOES

    ReplyDelete
  13. Cuanta razón, querida!!! y ese video... ains, que maravilla, que delicadeza... quien pudiera!
    Besos amore!

    ReplyDelete
  14. Que interesante artículo!! y con mucha razón, las cosas hechas con tanta delicadeza, no puden estar al alcance de todos! y con ello no me refiero al nivel económico de cada uno, es más bien otro tipo de nivel...

    http://aromatiktrends.blogspot.com.es/

    ReplyDelete
  15. Pues sí, r-e-s-p-e-c-t como cantaba Aretha! Besos!

    ReplyDelete
  16. América, ARETHA FOREVER!

    CCL, exacto, no lo podría haber dicho mejor!

    Cris, quién pudiera!

    Isabel, los de LVMH han inventado lo de las jornadas de puertas abiertas, las últimas fueron en octubre, creo que van a generar una nueva oportunidad de visitar Paris

    ReplyDelete
  17. El precio lo sabe cualquiera con ver la etiqueta, para saber el valor necesitas ser capaz de apreciarlo y eso no se consigue facilmente.

    ReplyDelete
  18. Mi suegra nos ofreció hace poco unas estanterías de las de una pieza, de hace muchos muchos años, y hubiera sido una gran oportunidad para deshacernos de la amiga Billy... pero nos pudieron los 500km y la pereza de la logística. Eso sí, una butaca-sillón de piel desgastadísima del despacho de mi suegro sí que nos está esperando. Creo que esa sí que necesita un par de cuidados especiales.

    ReplyDelete
  19. Mi gremlin, ayyy este coment no va aaquiii

    ReplyDelete

Tus comentarios SIEMPRE son bienvenidos!